La confidencialidad en psicoterapia

Hoy quiero compartir un aspecto muy importante de la relación que como usuario de los servicios psicológicos se aplica a toda persona que acude a consulta con un psicólogo. Se trata de la Confidencialidad de la información que los profesionales de la psicología obtenemos de nuestros participantes y cómo debe manejarse. Lo siguiente es un extracto del apartado de Confidencialidad del Código Ético del Psicólogo que todo usuario debería conocer.

kyaldane-psicologia-confidencialidad

 

Dice en el prólogo de este Código Ético que:

 

El psicólogo asume la responsabilidad de actuar, en el desempeño de sus actividades profesionales, académicas y científicas, bajo un criterio rector que es garantizar en todo momento el bienestar de todos aquellos individuos, grupos u organizaciones que requieran de sus servicios, dentro de los límites naturales de la práctica de la psicología. Por tanto, se adhiere a los principios de:

 

  • Respeto a los derechos y a la dignidad de las personas.
  • Cuidado responsable.
  • Integridad en las relaciones.
  • Responsabilidad hacia la sociedad y la humanidad.

 

 

 

CONFIDENCIALIDAD

ART. 132. El psicólogo tiene la obligación básica de respetar los derechos a la confidencialidad de aquellos con quienes trabaja o le consultan, reconociendo que la confidencialidad puede establecerse por ley, por reglas institucionales o profesionales, o por relaciones científicas, y toma las precauciones razonables para tal efecto.

 

ART. 133. Con el fin de minimizar intrusiones en la privacía, el psicólogo sólo incluye en sus informes escritos u orales, consultarías o asesorías y similares, aquella información pertinente al propósito de dicha comunicación.

 

ART. 134. El psicólogo discute la información confidencial obtenida en relaciones clínicas o de consultoría, o los datos de valoración relativa a pacientes y clientes, ya sean individuos u organizaciones, estudiantes, sujetos o participantes en investigación, supervisados y empleados, únicamente para los propósitos apropiados de tipo científico o profesional, y sólo con las personas clara y adecuadamente relacionadas con dichos asuntos.

 

El psicólogo muestra información confidencial sin consentimiento del individuo, sólo cuando le obligue la ley o cuando ésta lo permita para propósitos válidos tales como:

  1. proveer servicios profesionales necesarios al (la) paciente o al cliente individual u organización,
  2. para obtener consultoría o asesoría profesional apropiada,
  3. para proteger al (la) paciente, cliente u otros, de algún daño, o
  4. para obtener el pago de servicios, en cuyo caso, la información que muestre se limitará al mínimo necesario para lograr dicho propósito.
  5. actuar como psicólogo perito, auxiliar de la administración de la justicia, en cuyo caso proporciona todos los elementos técnicos, científicos y relativos a los resultados de evaluaciones psicológicas para formar la convicción de un juez.

 

ART. 135. Cuando el psicólogo consulta con, o se asesora de otros colegas:

  1. no comparte información confidencial que pueda razonablemente llevar a la identificación de un(a) paciente, cliente, sujeto o participante en investigación, u otra persona u organización con quien tenga una relación de confidencialidad, a menos que haya obtenido el consentimiento previo de la persona u organización, o a menos que el revelar la información confidencial resulte inevitable, y
  2. comparte información sólo en la medida necesaria para lograr los propósitos de la consultoría o asesoría.

 

ART. 136. El psicólogo informa a los participantes en una investigación acerca de la posibilidad de compartir o usar subsecuentemente los datos de investigación identificares personalmente, o de usos futuros no previstos.

 

ART. 137. El psicólogo puede mostrar información confidencial, siempre y cuando cuente con el consentimiento por escrito del (la) paciente o del (la) cliente individual u organización (o de otra persona legalmente autorizada en representación del (la) paciente o cliente), a menos que esté prohibido por la ley.

 

ART. 138. El psicólogo discute con las personas y organizaciones con quienes establece una relación científica o profesional (incluyendo, hasta donde sea posible, menores y sus representantes legales):

  1. los límites relevantes de la confidencialidad, incluyendo límites aplicables a la terapia de grupo, conyugal o familiar, o a la consultoría o asesoría organizacional y,
  2. los usos previsibles de la información generada por sus servicios. A menos que no sea factible o esté contraindicado, la discusión sobre confidencialidad se hará al principio de la relación y durante ésta, conforme lo hagan necesario nuevas circunstancias.

 

ART. 139. El psicólogo obtiene de instituciones anfitrionas u organizaciones la aprobación apropiada antes de conducir la investigación, y proporciona información precisa acerca de sus propuestas investigación. Conduce ésta de acuerdo con el protocolo de investigación aprobado. Antes de conducir investigación (excepto la investigación que incluya sólo encuestas anónimas, observaciones naturales, o investigación similar), el psicólogo establece un acuerdo con los participantes que aclare la naturaleza de la investigación y las responsabilidades de cada parte.

 

 

Fuente:

Sociedad Mexicana de Psicología; (2007); Código Ético del Psicólogo; México; Trillas, (reimp. 2009).

Sentimientos negativos apropiados e inapropiados

La terapia racional emotiva conductual (TREC, REBT en inglés) explica que las personas pueden tener creencias racionales e irracionales al mismo tiempo. Los deseos pueden convertirse en exigencias con mucha facilidad. De este modo, una persona podría creer racionalmente:

«Quiero que me ames»

y al mismo tiempo, creer que:

«Como quiero que me ames, tu debes amarme»

Los terapeutas de la TREC discriminan entre las creencias racionales e irracionales y ayudan a sus usuarios a hacerlo. Una vez hecha esa discriminación es más fácil distinguir entre emociones negativas apropiadas e inapropiadas. Las emociones negativas apropiadas van asociadas con las creencias racionales, y las inapropiadas con las creencias irracionales. Aquí tenemos algunas emociones negativas apropiadas [las más comunes] en comparación con las emociones negativas inapropiadas:

trec_sentimientos apropiados_pena
Por lo general, las emociones inapropiadas son exageraciones de las apropiadas. Foto: Beatriz Vargas

Inquietud vs Ansiedad

La inquietud es una emoción asociada con la creencia:

«Espero que esto no suceda, y sería mala suerte el que sucediera»

Mientras que la ansiedad aparece cuando la persona cree:

«Esto no debe ocurrir sería horrible que ocurriera»

 

Tristeza vs Depresión

Se considera que aparece la tristeza cuando una persona cree:

«He tenido muy mala suerte por haber sufrido esta pérdida; pero no hay ninguna razón por la que esto no debiera haber pasado»

Por otro lado, la depresión se asocia con la creencia:

«No debiera haber sufrido esta pérdida y es terrible que haya sido así»

Cuando la persona se siente responsable de la pérdida, él o ella tienden a condenarse:

«No soy bueno»

Mientras que si la pérdida se encuentra fuera del control de la persona, él o ella tienden a condenar las condiciones de vida o al mundo:

«Es terrible»

La TREC mantiene que lo que lleva a la persona a pensar que nunca conseguirá lo que quiere es la filosofía de necesidades perturbadoras implícita en tales evaluaciones; esto es una inferencia que procede de sentimientos de desesperanza. Por ejemplo:

«Como yo siempre tengo que conseguir las cosas que quiero y esta vez no ha sido así, nunca lo conseguiré. ¡Es desesperante!»

Dolor vs Culpa

Los sentimientos de tristeza o dolor se producen cuando una persona reconoce que ha hecho algo malo en público o privado pero se acepta a sí misma como un ser humano que puede cometer fallos. La persona se siente mal por su acto pero no por sí misma porque piensa:

«Prefiero no hacer las cosas mal, pero si eso pasa, ¡Mala suerte!»

Se producen sentimientos de culpabilidad cuando la persona se juzga a sí misma como mala, perversa y corrupta por haber actuado mal. En este caso la persona se siente mal, tanto por su acto, como por ella misma, y piensa:

«No debo hacer las cosas mal y si eso ocurre, es horrible y ¡Yo soy malvad@!»

Desilusión vs Vergüenza/Apuro

Una persona siente desilusión cuando se comporta «de forma estúpida» en público, reconoce su acto estúpido, pero se acepta a sí misma. La persona se siente desilusionada por su comportamiento pero no consigo misma porque prefiere, pero no se obliga a comportarse bien.

 

Se siente vergüenza cuando alguien reconoce que se ha comportado «de forma estúpida» en público y se condena por algo que no debiera haber hecho. Las personas que sienten apuro y vergüenza suelen predecir que su audiencia les va a juzgar negativamente, y en este caso suelen mostrarse de acuerdo con estos prejuicios. A menudo creen que necesitan de la total aprobación de los demás. Se puede distinguir la vergüenza del apuro, porque en la vergüenza al público se le valora como más serio. Sin embargo, ambas emociones incluyen la autodenigración.

Disgusto vs Ira

Se siente disgusto cuando esta persona no tiene en cuenta una norma de vida de un individuo. A la persona que se disgusta no le agrada lo que el otro ha hecho, pero no le condena por ello. Esta persona piensa:

«No me gusta lo que él o ella ha hecho, y desearía que no hubiera ocurrido, pero no quiere decir que él o ella no pueda romper mis normas».

Sin embargo, en la ira, la persona cree que el otro no debe de ninguna manera romper sus normas, y le condena si lo hace.

 

Adaptado de:

Ellis, A. y Dryden, W.; (1994); Práctica de la  terapia racional  emotiva; Barcelona; Desclée de  Brouwer.

 

PRUEBAS PSICOLÓGICAS GRATIS ONLINE

¿Quieres saber si estás deprimid@, Ansios@ o qué tan absurdas son tus ideas? ¿Te gustaríaprueba_test_psicologia saber si realmente tienes un problema psicológico o es sólo la observación de quienes te critican o tus propias sugestiones?

Hay muchas razones por las que a las personas les gustaría realizar pruebas psicológicas fuera del ámbito académico y laboral. Por eso, https://psicologoz.wordpress.com pone a tu disposición, sencillos pero confiables inventarios en línea que te ayudarán a saber si tu estado de ánimo, comportamiento y pensamientos son “normales” o si podrías requerir atención especializada. Por ahora sólo hay algunos exámenes pero estamos trabajando para agregar más.

Nosotros recibiremos tu examen, lo calificaremos y te devolveremos los resultados de forma totalmente gratuita a la dirección de correo electrónico que nos dejes, anexando algunas observaciones y sugerencias con base en tus respuestas.

Es importante que sepas que las pruebas las califican personalmente nuestros psicólogos y no están automatizadas por lo que te suplicamos que nos tengas un poco de paciencia; los cuestionarios se responderán en el orden en que vayan llegando al buzón.

También te informamos que los resultados pueden recibirse de diferentes direcciones de mail y firmado por diferentes psicólogos. Por eso, no te sorprendas si realizas dos veces la misma prueba o dos pruebas diferentes y no recibes la respuesta del mismo profesional.

Te invitamos a que entres a la siguiente liga, selecciones una prueba y respondas. Te esperamos

https://psicologoz.wordpress.com/2016/03/01/tests/

Por qué nos cuesta cambiar

“Una buena capacidad de insight y un pleno entendimiento de uno mismo serán esenciales para tener una adecuada predisposición al cambio”

cambiar flechasTodos sabemos qué nos conviene, de hecho habitualmente somos más críticos con nosotros mismos que con los demás, y aun así nos doblegamos ante cambios tan simples como: dejar de fumar, comer sano o hacer ejercicio. Nos mentimos a propósito, ponemos excusas o evitamos pensar en ello. Quizás por eso uno de los primeros hallazgos que se estudiaron en la psicología clásica fueron los mecanismos de defensa.

Ver la entrada original 560 palabras más

RECURSOS PARA USUARIOS DE PSICOTERAPIA

Formatos, herramientas, folletos y otros recursos para nuestros usuarios de Atención psicológica. Si tienes alguna duda con el uso de alguno de estos documentos, por favor, no dudes en comunicarte con tu terapeuta.

Blog de Fernando Jiménez

Ver la entrada original