De pacientes y clientes a usuarios

Tradicionalmente se han usado de forma predominante, dos expresiones con las que se ha identificado a las personas que se relacionan con un psicólogo en función del papel que desempeñan (muchas veces contra su voluntad) dentro del consultorio. Nos referimos a las palabras paciente y cliente.

La mayoría de los psicólogos que participamos en Psicologoz.com constituimos un núcleo de atención psicológica múltiple que atiende quienes denominamos usuarios de los servicios de psicología.

En nuestro núcleo no compartimos la idea de que tú, una persona como nosotros o cualquier otra, sea identificado como paciente por dos razones.

La primera es porque en nuestras continuas interacciones con quienes atendemos en consulta, hemos aprendido que los seres humanos, en consonancia con la teoría de la terapia que practicamos (vertientes de la Terapia Cognitivo Conductual), tienden a autoeqtiquetarse y a actuar en consecuencia de esa etiqueta; en este sentido, un ejemplo muy común lo tenemis cuando un individuo es diagnosticado con un trastorno de depresión (por un profesional o por él mismo) y que consiguientemente actúa como un depresivo. 

La segunda razón que nos lleva a no identificar a quienes atendemos con el término paciente, es que dicha expresión se asocia con el modelo biomédico (el de la medicina) en el que se concibe a las personas en las condiciones dicotómicas de enfermo o sano. De acuerdo a esto, quienes están sanos no requieren atención médica y quienes asisten a consulta están enfermos y se convierten de esta manera en pacientes del médico. El modelo biomédico equipara los problemas psicológicos a las enfermedades físicas sin discriminar su intensidad o dimensión. De esta manera quien tiene un problema psicológico, cuando acude al psicólogo se convierte así en paciente del profesional que tiene la responsabilidad de curarle de ese problema (aunque esa “enfermedad” sea, por ejemplo, dificultad en decidir sobre qué carrera elegir).

De la misma manera, tampoco estamos de acuerdo en identificarte genéricamente como cliente. Esto, debido a que el término cliente hace énfasis en el factor económico que vincula a un vendedor con un comprador, en una relación en que subyace la idea de que lo que más importa del cliente es su dinero. Nosotros creemos que aunque el dinero es importante, no es el factor principal que vincula a un psicólogo con quien acude su consultorio.

 

Como ya habrás deducido, nosotros ponemos especial cuidado a los detalles y esa es una de las características definitorias de nuestro centro, uno de nuestros Valores como se dice en el argot organizacional.

Creemos que la palabra es el vínculo más significativo entre el terapeuta y su visitante y que cada expresión o término en este contexto,  influye y a veces define la forma como se realiza esa conexión intersubjetiva llamada relación terapéutica.

Por ello, al igual que muchos psicólogos de orientación sistémica hemos elegido identificar a nuestros visitantes con la palabra usuario. Un USUARIO de los servicios psicológicos que nuestro núcleo ofrece es concebido como una persona con potencialidades, que en libertad elige contarle a un desconocido parte de su vida con la esperanza de que este desconocido que tiene una formación específica para ello, le acompañe en la resolución de sus problemas, pero que deja muy claro que es el mismo usuario quien tiene la responsabilidad principal de resolver esos conflictos.

psicologos_usuario_paciente_cliente

En Psicologoz.com te identificamos a ti y a otras personas que nos visitan como Usuarios con la intención de crear a partir del discurso una relación en la que se proporcione alta autonomía de decisiones al individuo con problemas psicológicos. Una relación no basada en la idea de inferioridad subyacente en el término paciente ni una de interés económico que connota la expresión cliente. Por ello, también nuestros precios son accesibles y se ajustan a las necesidades y posibilidades de los usuarios; y es por ello que no consideramos a los problemas psicológicos como enfermedades mentales y a nosotros mismos no nos llamamos profesionales de la salud mental sino guías, consejeros o terapeutas.

Así que ya lo sabes, cuando visites nuestro núcleo, serás un usuario de alguno de nuestros colegas, con toda la significatividad que ello conlleva.