Cómo cultivar tu relación de pareja


Las relaciones románticas son importantes para nuestra felicidad y bienestar.  No obstante,  con un alto índice de los nuevos matrimonios terminando en divorcio, es claro que las relaciones no siempre son fáciles. 

Afortunadamente, hay recomendaciones que puedes seguir para mantener una relación estable.

Hablar abiertamente.

La comunicación es un componente fundamental de las relaciones sanas. Las parejas saludables se toman tiempo para evaluar su relación y de ser necesario redireccionarla. En este sentido, es importante hablar más allá del cuidado de los hijos y los quehaceres de la casa. Trata de pasar unos minutos cada día con tu pareja para discutir asuntos más profundos o temas más personales que te permitan seguir conectado a ella a largo plazo.

Eso no significa que debas evitar los temas difíciles ya que desatender las preocupaciones o los problemas puede generar resentimiento. Sin embargo, hablar de temas difíciles requiere ciertas habilidades.   Los investigadores han encontrado que el estilo de comunicación es más importante que otros aspectos. En particular, patrones de comunicación negativos como la ira y el desprecio se han relacionado con una probabilidad creciente de separación.

Los desacuerdos son ineludibles, pero algunos estilos de interacción son especialmente perjudiciales. Las parejas que usan el comportamiento destructivo durante las discusiones -tales como gritar, recurrir a las críticas personales o retirarse de la discusión —,  son más propensos a romper que las parejas que usan un modo constructivo de relacionarse. Ejemplos de estrategias constructivas para resolver los desacuerdos son tratar de averiguar exactamente lo que tu pareja está sintiendo, escuchando su punto de vista y tratando de hacer que ría.

Mantener el interés

En una vida con  hijos,   estudios y compromisos sociolaborales puede ser difícil mantenerse en contacto con tu pareja. Sin embargo, hay buenas razones para hacer el esfuerzo. En un estudio por ejemplo, los investigadores encontraron que parejas que reportaron aburrimiento durante su séptimo año de matrimonio se encontraron  considerablemente insatisfechos con sus relaciones nueve años más tarde.

Para mantener las cosas interesantes, algunas parejas planean de forma regular pasar noches  juntos.  Pero incluso las actividades repetitivas pueden desgastar si quieres siempre alquilar una película o ir al mismo restaurante. Los expertos recomiendan romper la rutina y probar cosas nuevas como salir a bailar (si es algo que comúnmente no haces), tomar una clase juntos o  dar un paseo por la tarde.


Alimentar la intimidad

La intimidad también es un componente crítico de las relaciones románticas. A algunas parejas ocupadas les puede ser útil para hacer  el amor, ponerlo en el calendario. No  hay garantía de espontaneidad  en algo programado pero  ponerle tiempo a un encuentro íntimo ayuda a garantizar que se satisfagan las necesidades físicas y emocionales de cada uno.

¿Cuándo las parejas deben buscar ayuda? 

Cada relación tiene altibajos, pero algunos factores son más propensos que otros para crear  heridas en una relación. Por ejemplo las finanzas y la intervención de los padres suelen crean conflictos recurrentes. Un indicio de problema es que se repiten una y otra vez versiones de la misma lucha. En tales casos, los psicólogos pueden ayudar a parejas para mejorar la comunicación y encontrar formas saludables de superar el conflicto.
No esperes a que tu relación muestre signos de angustia para trabajar en fortalecer la unión. 

Sencillos programas que enseñan habilidades tales como la buena comunicación, escucha efectiva y deresolución de conflictos han demostrado reducir el riesgo de divorcio.

Si deseas ayuda profesional a fin de mejorar o fortalecer tu relación, comunicate con nosotros.  Con gusto te atenderemos. 

Adaotado de 

https://apa.org/helpcenter/healthy-relationships.aspx
Traducción libre de Fernando Jiménez