LAS PERSONAS CON DEPRESIÓN NO MATAN A OTRAS PERSONAS

Anoche vi en un noticiero nacional la declaración del vocero de Seguridad de Nuevo León Aldo Fasci sobre que el adolescente Federico Guevara Elizondo, el joven de 15 años que disparó contra su maestra y compañeros en un salón del Colegio Americano del Noreste en Monterrey, recibía tratamiento por problemas psicológicos, al parecer “un cuadro depresivo“.

federico-tiroteo-monterrey
Foto: Excélsior

Aún no se dice de dónde sacó esa información que en mi opinión debe ser esclarecida o por lo menos contextualizada ya que la población puede inclinarse a pensar que cualquier persona con “un cuadro depresivo” puede con facilidad tomar un arma y meterle una bala a su maestra y luego a sus compañeros.

Este no es el comportamiento ordinario de un usuario con Trastorno Depresivo Mayor cuyas características diagnósticas incluyen la culpa y el autocastigo. Lo que es más frecuente es que alguien con depresión opte por quitarse la vida.

Federico Guevara pudo haber padecido depresión sí, pero como resultado de o conjuntamente con otro trastorno. Y en todo caso, es posible que su depresión presentase elementos psicóticos y habría estado siendo tratado por en Cuadro Esquizoafectivo o una Depresión Psicótica.

Propósitos de Año Nuevo y Cómo Cumplirlos

Después de establecer tus propósitos para el 2017, aquí hay algunas consideraciones que debas tomar en cuenta antes de ejecutarlos.

Psicología y Poder

Estamos en Enero de 2017, y como cada comienzo de año empezamos esta nueva etapa con un montón de expectativas y propósitos de año nuevo que deseamos cumplir. Todos los años se dicen, pero rara vez se llevan a cabo: “Este año dejo de fumar”, ” Haré deporte todos los días”, ”Comeré mejor, y perderé peso”, “Viajaré más”, etc.

Todos estos propósitos están muy bien. Significa que deseamos mejorar algo y que estamos motivados para realizar esos cambios en nuestras vidas. El problema llega cuando la persona no se siente capaz de hacerlo, pierde rápidamente esa motivación inicial y se llena de frustraciones al no poder cumplir con sus expectativas.

Pero, ¿qué se puede hacer para que realmente se puedan cumplir estos propósitos de vivir un poco mejor?

  • Motivación; Es importantísimo mantenerse motivados para lograr un objetivo en la vida. Por supuesto es normal venirse abajo en ciertos momentos…

Ver la entrada original 192 palabras más

La metáfora del jardín

“El psicólogo te ofrece algunas semillas y te puede orientar sobre como empezar a cuidar esas plantas, pero tu eres el único jardinero de tu jardín…”

background-gardening

Una de las herramientas terapéuticas más útiles es la metáfora, y en particular la siguiente es una de las que más me han servido en la práctica clínica. Resulta casi natural encontrar símiles y relaciones entre lo que explica y la experiencia de vivir. Incluso se puede ir retomando a medida que avanza la terapia, y es lo suficientemente genérica y sencilla (aparentemente) para que todo el mundo pueda hacerla suya. Lo que te propongo a continuación es justo esto: que la hagas tuya y la experimentes en primera persona.

Tanto si ya la conoces como si no, déjate llevar por lo que las palabras que vas a leer a continuación te evoquen y piensa en como se aplican a tus vivencias y la realidad de tu mundo.

Ver la entrada original 561 palabras más

La confidencialidad en psicoterapia

Hoy quiero compartir un aspecto muy importante de la relación que como usuario de los servicios psicológicos se aplica a toda persona que acude a consulta con un psicólogo. Se trata de la Confidencialidad de la información que los profesionales de la psicología obtenemos de nuestros participantes y cómo debe manejarse. Lo siguiente es un extracto del apartado de Confidencialidad del Código Ético del Psicólogo que todo usuario debería conocer.

kyaldane-psicologia-confidencialidad

 

Dice en el prólogo de este Código Ético que:

 

El psicólogo asume la responsabilidad de actuar, en el desempeño de sus actividades profesionales, académicas y científicas, bajo un criterio rector que es garantizar en todo momento el bienestar de todos aquellos individuos, grupos u organizaciones que requieran de sus servicios, dentro de los límites naturales de la práctica de la psicología. Por tanto, se adhiere a los principios de:

 

  • Respeto a los derechos y a la dignidad de las personas.
  • Cuidado responsable.
  • Integridad en las relaciones.
  • Responsabilidad hacia la sociedad y la humanidad.

 

 

 

CONFIDENCIALIDAD

ART. 132. El psicólogo tiene la obligación básica de respetar los derechos a la confidencialidad de aquellos con quienes trabaja o le consultan, reconociendo que la confidencialidad puede establecerse por ley, por reglas institucionales o profesionales, o por relaciones científicas, y toma las precauciones razonables para tal efecto.

 

ART. 133. Con el fin de minimizar intrusiones en la privacía, el psicólogo sólo incluye en sus informes escritos u orales, consultarías o asesorías y similares, aquella información pertinente al propósito de dicha comunicación.

 

ART. 134. El psicólogo discute la información confidencial obtenida en relaciones clínicas o de consultoría, o los datos de valoración relativa a pacientes y clientes, ya sean individuos u organizaciones, estudiantes, sujetos o participantes en investigación, supervisados y empleados, únicamente para los propósitos apropiados de tipo científico o profesional, y sólo con las personas clara y adecuadamente relacionadas con dichos asuntos.

 

El psicólogo muestra información confidencial sin consentimiento del individuo, sólo cuando le obligue la ley o cuando ésta lo permita para propósitos válidos tales como:

  1. proveer servicios profesionales necesarios al (la) paciente o al cliente individual u organización,
  2. para obtener consultoría o asesoría profesional apropiada,
  3. para proteger al (la) paciente, cliente u otros, de algún daño, o
  4. para obtener el pago de servicios, en cuyo caso, la información que muestre se limitará al mínimo necesario para lograr dicho propósito.
  5. actuar como psicólogo perito, auxiliar de la administración de la justicia, en cuyo caso proporciona todos los elementos técnicos, científicos y relativos a los resultados de evaluaciones psicológicas para formar la convicción de un juez.

 

ART. 135. Cuando el psicólogo consulta con, o se asesora de otros colegas:

  1. no comparte información confidencial que pueda razonablemente llevar a la identificación de un(a) paciente, cliente, sujeto o participante en investigación, u otra persona u organización con quien tenga una relación de confidencialidad, a menos que haya obtenido el consentimiento previo de la persona u organización, o a menos que el revelar la información confidencial resulte inevitable, y
  2. comparte información sólo en la medida necesaria para lograr los propósitos de la consultoría o asesoría.

 

ART. 136. El psicólogo informa a los participantes en una investigación acerca de la posibilidad de compartir o usar subsecuentemente los datos de investigación identificares personalmente, o de usos futuros no previstos.

 

ART. 137. El psicólogo puede mostrar información confidencial, siempre y cuando cuente con el consentimiento por escrito del (la) paciente o del (la) cliente individual u organización (o de otra persona legalmente autorizada en representación del (la) paciente o cliente), a menos que esté prohibido por la ley.

 

ART. 138. El psicólogo discute con las personas y organizaciones con quienes establece una relación científica o profesional (incluyendo, hasta donde sea posible, menores y sus representantes legales):

  1. los límites relevantes de la confidencialidad, incluyendo límites aplicables a la terapia de grupo, conyugal o familiar, o a la consultoría o asesoría organizacional y,
  2. los usos previsibles de la información generada por sus servicios. A menos que no sea factible o esté contraindicado, la discusión sobre confidencialidad se hará al principio de la relación y durante ésta, conforme lo hagan necesario nuevas circunstancias.

 

ART. 139. El psicólogo obtiene de instituciones anfitrionas u organizaciones la aprobación apropiada antes de conducir la investigación, y proporciona información precisa acerca de sus propuestas investigación. Conduce ésta de acuerdo con el protocolo de investigación aprobado. Antes de conducir investigación (excepto la investigación que incluya sólo encuestas anónimas, observaciones naturales, o investigación similar), el psicólogo establece un acuerdo con los participantes que aclare la naturaleza de la investigación y las responsabilidades de cada parte.

 

 

Fuente:

Sociedad Mexicana de Psicología; (2007); Código Ético del Psicólogo; México; Trillas, (reimp. 2009).