Las mujeres que aman demasiado

mujeres_aman_demasiado_atraccion_fatal
Fotograma de la película Atracción Fatal

«La mayoría de nosotr@s hemos amado demasiado por lo menos una vez»

 

Esta afirmación de la autora Robin Norwood es innegable, por lo menos en lo que me ha tocado ver y vivir. Ver en mis usuari@s y vivir de mi propia experiencia.

La también psicoterapeuta ha escrito uno de los libros con el mayor éxito de ventas de los últimos tiempos. Me refiero al Best Seller Las mujeres que aman demasiado. Un libro que trata ampliamente y hasta la saciedad de aquel fenómeno sociopsicológico que llamamos parejas tóxicas o nocivas, relaciones turbulentas, adictivas o disfuncionales; díadas caracterizadas por el sufrimiento, el amor obsesivo y la codependencia emocional. De hecho, un botón de muestra, el título de uno de los capítulos es «La necesidad de ser necesitadas».

La tesis fundamental de Norwood en esta obra parece ser que familias disfuncionales, producen mujeres vulnerables y susceptibles a las relaciones perturbadas. Tesis que ha sido confirmada una y otra vez por los investigadores, quienes han demostrado que las experiencias de la infancia, particularmente en el seno familiar, si no determinan, sí influyen y dirigen en gran manera las conductas de las mujeres que aman demasiado.

Amar demasiado es «un síndrome de ideas, sentimientos y conductas» y en mucho se parece a las adicciones a cualquier sustancia tóxica. Es un síndrome que está predominantemente dirigido por el amor eros antes que por el amor agape.

Siendo como es, entonces, una forma de adicción, no es de sorprender que el primer paso que la mujer que la sufre debe dar, es la de tener conciencia del problema y aceptar que se tiene dicho problema. Pero para ello casi siempre se requiere ayuda externa, como en el alcoholismo.

Las mujeres que aman demasiado presentan las siguientes características, dice Norwood:

  1. Típicamente proviene de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales
  2. Habiendo recibido poco afecto, trata de compensar indirectamente esa necesidad insatisfecha proporcionando afecto, en especial a hombres que parecen, de alguna manera, necesitados.
  3. Debido a que nunca pudo convertir a su(s) progenitor(es) en los seres atentos y cariñosos que usted ansiaba, reacciona profundamente ante la clase de hombres emocionalmente inaccesibles a quienes puede volver a intentar cambiar, por medio se su amor.
  4. Como le aterra que la abandonen, hace cualquier cosa para evitar que una relación se disuelva.
  5. Casi ninguna cosa es demasiado problemática, tarda demasiado tiempo o es demasiado costosa si «ayuda» al hombre con quien está involucrada.
  6. Acostumbrada a la falta de amor en las relaciones personales, está dispuesta a esperar, conservar esperanzas y esforzarse más para complacer.
  7. Está dispuesta a aceptar mucho más del cincuenta por ciento de la responsabilidad, la culpa y los reproches en cualquier relación.
  8. Su amor propio es críticamente bajo, y en el fondo no cree merecer la felicidad. En cambio, cree que debe ganarse el derecho de disfrutar de la vida.
  9. Necesita con desesperación controlar a sus hombres y sus relaciones, debido a la poca seguridad que experimentó en la niñez. Disimula sus esfuerzos por controlar a la gente bajo la apariencia de «ser útil».
  10. En una relación, está mucho más en contacto con su sueño de cómo podría ser que con la realidad de su situación.
  11. Es adicta a los hombres y al dolor emocional.
  12. Es probable que esté predispuesta emocionalmente y, a menudo, bioquímicamente, para volverse adicta a las drogas, al alcohol y/o a ciertas comidas, en particular los dulces.
  13. Al verse atraída hacia personas que tiene problemas por resolver, o involucrada en situaciones que son caóticas, inciertas y emocionalmente dolorosas, evita concentrarse en su responsabilidad consigo misma.
  14. Es probable que tenga una tendencia a los episodios depresivos, los cuales trata de prevenir por medio de la excitación que proporciona una relación inestable.
  15. No le atraen los hombres que son amables, estables, confiables y que se interesen por ella. Esos hombres «agradables» le parecen aburridos.

Con singular estilo y a través de un exquisito texto que envuelve al lector desde la primera página Las mujeres que aman demasiado, que no esconde su naturaleza psicoanalítica, aborda sin ambages los siguientes temas que, aunque han sido escritos expresamente para el público, me atrevo a dudar que algún terapeuta no le encuentre provecho en su ejercicio profesional y… ¿quién sabe? Tal vez incluso en su propia vida:

  • Casos que pueden englobarse en el trastorno límite de personalidad.
  • Confundir el sexo con amor (amor eros vs amor agape).
  • El manejo de los mecanismos de defensa como la negación, la proyección y la sublimación.
  • La bipolaridad víctima-perseguidor presente en la codependencia: Una mujer que ama demasiado halla satisfacción temporal mientras trata de convertir a su hombre imposible en lo que ella quiere, a quien ve como una pobre víctima que necesita de su ayuda.
  • Codependencia emocional.
  • Alcoholismo, coalcoholismo.
  • Relaciones conflictivas
  • Rasgos autodestructivos de la personalidad.
  • Violencia de pareja
  • Familias disfuncionales, violencia intrafamiliar, incesto, ausencia o negligencia de la figura paterna
  • Amor adictivo
Robin_Norwood_mujeres_aman_demasiado
Portada del libro Las Mujeres que aman demasiado de Robin Norwood

 

Las mujeres que aman demasiado es una joya que no debería faltar en la biblioteca de un psicólogo clínico y es un texto que todas las mujeres deberían leer. El 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y ese sería un buen momento para empezar, ¿no lo cree?

Según Wikipedia, Robin Norwood es una terapeuta matrimonial y familiar con licencia, que trabaja en el campo de la adicción desde hace quince años. Es especialista en el tratamiento de alcoholismo y la adicción a las relaciones.  Ella vive en un rancho en la zona de la costa central de Califoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s